Wuhan: pulmón chino por Claudia Luna Palencia

Wuhan: pulmón de la economía China

Claudia Luna Palencia

Wuhan es la capital de Hubei se encuentra a 1 mil 151.8 kilómetros de distancia de Beijing, por vía terrestre llegar a la capital de China demora un trayecto de doce horas.
Se trata de una ciudad habitada por 11 millones de personas, en su geografía está la confluencia de los ríos Yangtsé y Han, cuenta con importantes mercados de mariscos y con una gran presencia comercial; por sus venas corre parte de la historia contemporánea de transformaciones de la China del siglo XX.
No es cualquier ciudad, inclusive se le conoce como “el Chicago de China”, si Beijing es el corazón del poder del politburó y polo estratégico para los negocios, Wuhan es “el centro económico, financiero, comercial, cultural y educativo de China central”.
El propio mandatario Xi Jinping le tiene un cariño especial cree en su boyante expansión y en su capacidad creativa y tecnológica; de hecho él mismo eligió a Wuhan para su encuentro con el primer ministro de India, Narendra Modi, a fin de limar una serie de asperezas por cuestiones fronterizas.
Al New York Times, Wuhan se le figura más bien a Pittsburgh, porque es la sede de una creciente industria del acero con un rostro joven por ser sede universitaria.
“Wuhan personifica el ascenso de China como potencia económica global, con todas sus complejidades. Entre 2002 y 2018, los ingresos disponibles por persona se dispararon a una cifra seis veces mayor a la previa, de acuerdo con los datos del gobierno recabados por CEIC Data, un proveedor de información”, desmenuza el diario estadunidense en un interesante editorial.
Desde Wuhan se vertebra además la distribución comercial y económica a otras partes del gigante asiático, con la cuarentena impuesta en la ciudad –desde el jueves 23 de enero- la metrópoli ha quedado rodeada por un cordón sanitario ejecutado por el ejército chino que impide que la gente entre o salga.
Es decir, que el coronavirus además de afectar la vida de los seres humanos está provocando una parálisis económica, comercial y de inversiones que, de alargarse más tiempo, podría terminar reduciendo gravemente el crecimiento económico golpeando el PIB chino.
A COLACIÓN
De acuerdo con información del Fact Book de la CIA, la presa de las Tres Gargantas que es “la central eléctrica más grande del mundo en términos de capacidad instalada”, se encuentra cerca.
De las empresas Fortune Global 500 al menos 230 se encuentran en Wuhan que encima desarrolla un extenso parque de clusters de alta tecnología y 350 institutos de investigación.
Tiene además dos importantes universidades especializas como son la Universidad de Wuhan y la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong; y en la actualidad es el epicentro del nuevo coronavirus cuyo primer brote ocurrió a finales de diciembre del año pasado.
Primero, se dijo que el foco había sido en un mercado de mariscos, después, que emanó de las serpientes; y, finalmente, la comunidad científica ha encontrado que su origen proviene de los murciélagos.
A Wuhan se le achacan muchos males –como al resto de China- por la mala higiene de los ciudadanos con hábitos cuestionables para Occidente como salir en pijama a la calle, el exceso de basura, la mala gestión de los alimentos por estar demasiado expuestos en la calle, la proliferación rápida de mercadillos y la constante contaminación.
¿Qué pasa si Wuhan se paraliza por más tiempo debido a la cuarentena? Se cree que entonces terminará afectando al PIB chino más pronto que tarde: antes de este brote infeccioso, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la economía china habría crecido un 6.1% el año pasado y para 2020, su pronóstico antes del coronavirus, era de un PIB del 5.8 por ciento.
China y Estados Unidos son las dos turbinas del crecimiento mundial, por ejemplo, el Banco Mundial espera un PIB global en 2019 del 2.6% el organismo es el más pesimista en comparación con la OCDE que prevé un 2.9% o que el FMI que ubica el crecimiento en torno al 3 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *