Paola Gutiérrez: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Rumbo que requiere compromiso y voluntad

Las sociedades del mundo, presentan retos en materia de: medio ambiente, economía y/o desarrollo social; aristas que integran lo que conocemos como Desarrollo Sostenible, definido como ¨aquel que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias¨. Es decir, el ser humano utilice los recursos provenientes de la naturaleza para obtener beneficios económicos y estos a su vez ayuden en su economía familiar que permita satisfacer las necesidades básicas (alimentación, vestimenta, salud y vivienda) y de esta forma influir en el desarrollo social. Sin embargo es necesaria la administración eficiente y racional de los recursos naturales, esto con el fin de no comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.

Generalmente, hemos visto que gran parte de las propuestas para consolidar las aspiraciones del desarrollo sostenible, se han basado en acuerdos y manifiestos de voluntad. Sin embargo, en las últimas décadas, la comunidad internacional incrementó las acciones en la materia; iniciando con esto el establecimiento de metas para contar con herramientas que permitan conocer a ciencia cierta los avances en materia de desarrollo sostenible.

De esta forma, en el año 2000, los países integrantes de la Organización de las Naciones Unidas, adoptaron los ¨Objetivos de Desarrollo del Milenio¨ acuerdo integrado por 8 metas para contribuir a la consolidación del desarrollo; erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad de niños menores de 5 años, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Este esfuerzo tuvo su vigencia del año 2000 a 2015, por lo que al término de este periodo y ante el análisis de las carencias que tuvo, los países acordaron reorientar e incrementar los objetivos para continuar con el crecimiento económico y la protección ambiental, a través de un nuevo esfuerzo denominado ¨Agenda 2030¨ integrada por 17 objetivos y 169 metas de carácter integrado e indivisible, que abarcan las esferas económica, social y ambiental y representan el instrumento que gobernará la agenda de desarrollo internacional durante estos años.

Nuestro país, al firmar la adopción de la Agenda 2030, se ha comprometido a alcanzar las metas antes mencionadas, por lo que ha implementado diversas acciones como la estructuración del Consejo Nacional de la Agenda 2030 y el plan de acción en la materia. Por lo que debe considerarse aumentar los esfuerzos para la disminución o en su caso erradicación de la pobreza y por ende reducir la desigualdad sin olvidar la concientización para disminuir las acciones que influyen en el cambio climático.

Muchos nos preguntamos ¿cómo se relaciona esto con el estado de Oaxaca? Para responderlo, es importante mencionar que nuestra entidad, como parte del Estado Mexicano, deberá contribuir al cumplimiento de dichos objetivos y metas. Especialmente, ante los graves retos en materia ambiental, económica y social. En el primer tema, a pesar de que en nuestro territorio se concentra la mayor riqueza biológica a nivel nacional, existen serias amenazas a la conservación del patrimonio natural (cambio de uso de suelo, tráfico de especies, incendios forestales, entre otras) de los oaxaqueños, esto debido a la desigualdad social en la cual el estado vive inmerso ocupando el segundo lugar de las entidades con mayor pobreza a nivel nacional, ya que nuestra entidad cuenta con rezagos en infraestructura productiva, bajo nivel de empleo e ingresos, lo que provoca que la sociedad busque la forma de satisfacer sus necesidades básicas atentando en contra de la naturaleza.

De la misma forma, al encontrarnos en un momento en el que se plantean las directrices que orientarán el desarrollo durante el sexenio; es oportuno adoptar las propuestas incluidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, para enriquecer las propuestas del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022.

Como parte de mi compromiso para consolidar el desarrollo sostenible en la entidad y para seguir el ejemplo de otros estados, como Chiapas y Nuevo León, la semana pasada en Sesión Ordinaria, propuse ante el Pleno, dos iniciativas en la materia: La primera, consiste en exhortar al Titular del Poder Ejecutivo del Estado, para que integre un Consejo Técnico Estatal para la Agenda 2030 y el segundo: proponer la creación de una Comisión Especial dentro del Honorable Congreso del Estado de Oaxaca, para dar seguimiento a las acciones de la Agenda 2030, realizadas por el Ejecutivo estatal.

Con lo anterior, estamos pretendemos abonar al cumplimiento de los compromisos ante la Agenda 2030 y a su vez, contar con una herramienta que nos de resultados cuantificables en materia ambiental, económica y social, porque #AhoraesCuando mostrar el compromiso y la voluntad con el desarrollo sostenible de nuestra entidad.

*La autora es Dioutada por el PRD y Presidenta de la Comisión de Ecología de la LXII Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *