Morena y su compromiso con el Estado de Derecho

Eliseo Alonso Criollo

En México y, en especial, en Oaxaca nadie o casi nadie respeta las leyes, la cultura de la ilegalidad es una realidad ofensiva; desde un gobernador que violentó la Constitución en su artículo 116, pues ni es de aquí ni ha vivido aquí y ahora ya nos gobierna, hasta el ciudadano que sin más pena tira basura en la calle, se estaciona en doble fila, aparta lugares para estacionarse, soborna al agente de tránsito o al ministerio público, o las grandes empresas como Soriana que se quedan con tu cambio con el discurso del redondeo. De igual forma comunidades enteras en Oaxaca que violan los derechos humanos de las mujeres al no permitirles ser votadas a un cargo público. Una universidad pública que ha degenerado su actividad académica en política porril, y bueno, ya ni hablar de la cultura del bloqueo de calles. Algunos sistemáticamente y otros ocasionalmente de alguna manera, y a veces sin saberlo, violentamos la ley.

Morena desde su nacimiento y hasta su consolidación como partido político se ha comprometido con la ciudadanía a luchar por instaurar la verdadera democracia, y la democracia que es entendida como el gobierno del pueblo, necesita de un componente fundamental para que funcione, la soberanía popular. La soberanía popular es la libre voluntad de los ciudadanos para elegir a sus gobernantes y tomar libremente todo tipo de decisiones respecto a su gobierno. En México la soberanía popular ha sido secuestrada por los nefastos representantes populares priistas, panistas perredistas y demás.

Morena se comprometió con la ciudadanía a  rescatar la política por principios y muchos y muchas de los que ahora son autoridades electas fueron antes promotores de la soberanía nacional es decir, se comprometieron a devolverle al pueblo su soberanía para que se gobierne como el pueblo decida y no como los representantes quieran. Esto es fundamental que la gente no lo olvide.

Para que haya una verdadera democracia y el pueblo decida, es necesario un gobierno de leyes, un Estado de derecho. El Estado de derecho es la forma política de organización de la vida social por la que las autoridades están limitadas estrictamente por un marco jurídico supremo que aceptan y al que se someten en sus formas y contenidos.

Por lo tanto, toda decisión de sus órganos de gobierno ha de estar sujeta a procedimientos regulados por ley y guiados por absoluto respeto a los derechos fundamentales.

En el Estado de derecho no solo las funciones de las autoridades están reguladas por la ley sino que también los ciudadanos están obligados a cumplir las leyes. Las leyes son, en teoría y deberían ser en la realidad, la expresión concreta de la voluntad popular, es decir, si los representantes de morena en la cámara de diputados y en los municipios del estado cumplen con el compromiso de actuar bajo la voluntad de los soberanos ciudadanos tendríamos que ver a las leyes como la voluntad concreta del pueblo y por ello el respeto absoluto a la legalidad debe ser prioritario, tanto de gobernantes como de gobernados.

Morena será gobierno en varios  municipios de Oaxaca, por ello, ahora es cuando la exigencia de que se respete el Estado de derecho tanto al interior de los órganos de gobierno en el que se desenvolverán los funcionarios como al exterior en la vida cotidiana del ciudadano oaxaqueño debe ser una tarea permanente.

Y es que la cultura de la ilegalidad en la que vivimos no es culpa nuestra sino de los gobiernos priístas que nos han dejado la cultura de la transa. La cultura ¡del que no transa no avanza¡ que permea en el conjunto de la sociedad.

Exigir al gobernante y al gobernado que respete la ley, o lo que es lo mismo el Estado de derecho, será un deber moral por jurídico, en términos kantianos, de los representantes de Morena en Oaxaca si es que quieren cumplir el compromiso que hicieron con los ciudadanos de rescatar la política, la soberanía nacional e instaurar la verdadera democracia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *