La economía de Oaxaca estancada desde hace 10 años

Oaxaca se encuentra en el penúltimo lugar de competitividad de un total de 32 entidades del país, sólo por debajo de Chiapas y registra uno de los menores crecimientos económicos de los últimos diez años, según un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Según el “Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2016. Un puente entre dos méxicos”, elaborado por ese centro de investigación aplicada, integrado por empresarios, asociaciones y consultores del sector privado, afirma que los conflictos políticos y sociales provocan que los inversionista no contemplen operar en la entidad.

Un número importante de entrevistados (por el IMCO) reveló que no buscarían operar en estados como Chiapas, Oaxaca o Guerrero por estos factores. El conflicto magisterial y los grupos de autodefensa, por ejemplo, son citados como desestabilizadores de la actividad empresarial, sea cual sea la posición ideológica al respecto de estos problemas sociales, explica.

Gráfico: IMCO
Gráfico: IMCO

El documento explica que en “Chiapas y Oaxaca el conflicto magisterial ha tenido un impacto en la economía local: reducción de turismo y cierre de establecimientos. En estados fronterizos y otros como Veracruz o Michoacán la debilidad de las autoridades ha abonado al crecimiento de violencia a inseguridad por el crimen organizado”.

El “Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2016. Un puente entre dos méxicos” indica que los estados con capacidad para forjar, atraer y retener talento como inversiones son la Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro, mientras que los menos competitivos son Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Veracruz y Tabasco.

El ICE – compuesto por 100 indicadores, categorizados en 10 subíndices que muestran los avances y retrocesos en cada uno de los subíndices en las 32 entidades del país-, subraya que el comercio internacional, industrias competitivas, energía, formalidad laboral, más empresas y educación pertinente, los factores de los estados más desarrollados.

Indica que la disparidad regional en México se va acentuando con el paso del tiempo, ya que los estados que más han crecido durante los últimos diez años (2005-2015) como  Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Quintana Roo y Nuevo León, son los mismos que tuvieron las mayores tasas de crecimiento los últimos cinco años, 2010-2015, con excepción de Zacatecas.

Agregó que  mientras el PIB per cápita de la Ciudad de México era 5.12 veces mayor que el de Chiapas, 4.92 veces mayor que el de Oaxaca y 4.17 veces mayor que el de Guerrero, nueve años después, en 2014, el PIB per cápita de la Ciudad de México era 5.41 veces más grande que el de Chiapas, 4.61 veces el de Oaxaca y 4.38 veces el de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *