Julián González: La educación y el Proyecto de Nación

* Julián González Villarreal

Hace algunos años, uno de mis maestros dijo: “No existe proyecto educativo, si no existe un proyecto de Nación y un proyecto de Nación no es posible sin un proyecto educativo”.
La CNTE, desde 1985, resolvió en su Congreso Nacional, trabajar por tres objetivos estratégicos:
A) Democratizar al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)
B) Democratizar la Educación
C) Democratizar al País.
El pasado 14, 15 y 16 de diciembre, la CNTE desarrolló su VII Congreso Nacional de Educación Alternativa con dos páneles internacionales, uno nacional y cuatro mesas de trabajo. La información y datos compartidos, confirman lo que el magisterio nacional democrático ha venido diciendo en todos sus años de lucha: el capitalismo está en una de sus fases más salvajes y en su afán imperialista, usa la globalización como instrumento de neocolonización no sólo en México y Sudamérica sino en todo el mundo.
Investigadores como Marcos Raúl Mejía (Colombia), Miguel Erasmo Saldívar (Cuba), Edgar Tello (Perú), Lev Moujahid Velázquez Barriga (México) manifestaron que la política educativa en México y toda América, responde más a un proyecto político económico globalizador que a los intereses nacionales de cada país y mucho menos de sus habitantes.
Por ello, la sistematización de los procesos de resistencia en cada uno de los países, la organización de sus trabajadores y el desarrollo de procesos de lucha desde la resistencia no es una opción sino una necesidad.
Hoy, el afán capitalista por formar a sujetos consumidores, promueve desde la reforma educativa, modelos basados en las neurociencias, el entrenamiento cerebral y los modelos de coaching entre otros tomados del “Top 10 skills in 2020” .
El nuevo “Bio-psico poder”, comentaron los panelistas, va por un nuevo proceso de colonización del último reducto de la libertad: el cerebro.
De allí, la importancia de los trabajos para una Educación Alternativa y su proyecto de Nación, una sin la otra continuará siendo una falacia, un discurso en la creencia que una estrategia diferente en el salón de clase ya es alternativo.
En este sentido, el VII Congreso Nacional de Educación Alternativa de la CNTE, avanzó cualitativamente al considerar que las tareas para el trabajo alternativo deben trabajar desde la antítesis del capitalismo:
Si el capitalismo es muerte, se debe trabajar por la vida. Por la soberanía alimentaria, la procuración de la salud, la educación bajo principios éticos y morales de los “viejos abuelos” y bajo formas de organización comunal. Todo ello, en razón de nuestra esencia, pues simplemente, “delante es atrás”.

* Maetro en Pedagogía Critica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *