Juan Ibarrola C.: Los riesgos de la Ciudad de México

La discusión sobre la existencia de un “cártel” en la capital del país no debe perderse en lo conceptual del discurso, más bien debe centrarse y aceptarse como un problema estricto de seguridad interior.
El operativo del jueves en la delegación Tláhuac, donde elementos de la Secretaría de Marina abatieron a ocho personas y detuvieron a 23 presuntos delincuentes en un signo inequívoco de la dimensión en la que se encuentra esa zona de la Ciudad de México, es decir, por el nivel de operación delictiva, armamento, integrantes, respuesta violenta y uso de base social para presionar, demuestra que el grupo de Tláhuac es de dimensiones similares a las organizaciones delictivas presentes en otros puntos del país.
Solamente las fuerzas armadas tienen capacidad de respuesta para enfrentar a un grupo criminal así.
La Secretaría de Marina actúa siempre con precisión y efectividad cuando se trata de riesgos de esa naturaleza; sin embargo, el discurso a partir de este operativo se limitó a la aceptación de la existencia de grupos criminales poderosos en la Ciudad de México, cuando en realidad lo que debe importar es que gracias a la acción de los marinos queda eliminada una amenaza real como es el llamado “cártel de Tláhuac”.
En la conferencia de prensa que ofrecieron tanto Semar como Miguel Ángel Mancera, ante las insistentes preguntas de los reporteros, el Jefe de Gobierno se vio orillado a aceptar la peligrosidad y dimensiones de este grupo delictivo, llámesele como se le quiera llamar.
Es un hecho: la delincuencia ha rebasado a las autoridades capitalinas y quien no les dé a los militares el apoyo y reconocimiento para resolverles el problema cava su propia tumba.
Insisto, los únicos que pueden enfrentar estas amenazas son los soldados, los marinos y los pilotos.
Cabo de Guardia
De acuerdo con la “Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana” realizada por el Inegi —junio 2017—, los índices de percepción que mantienen los ciudadanos sobre la disminución de la inseguridad arrojaron que 36.4% de los encuestados aseguran que continuará “igual de mal”. El 36.7% menciona que será peor.
Respecto a las fuerzas armadas, el desempeño del Ejército Mexicano se incrementó de 79.5% en septiembre de 2016 a 82.4% en junio de 2017.
Los únicos que se perciben como respuesta efectiva para temas de seguridad pública siguen siendo los militares.
Pregunta: ¿y la ley de seguridad interior?

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *