José García Sánchez :La lucha por la Ciudad

José García Sánchez

Al PRD le corresponde elegir un candidato a la gubernatura de la Ciudad de México, al PAN le tocó designar, a un candidato a la Presidencia de la república. Acuerdo, que visto desde la perspectiva del elector, no tiene sustancia ni solidez.
La simulación que caracteriza al PRD desde la llegada de Los Chuchos en su cúpula, no tiene límites y se ampara en la mala memoria de los mexicanos y la complicidad que retoma de los medios para hacer como que es de oposición sin serlo.
En el caso de la candidatura del frente debe acelerar el paso, pero le han dado la decisión a Mancera, quien todavía no perdona a Alejandra Barrales, y quiere imponer al México en su casa o al calderonista Salomón Chertorivsky.
Uno de los logros más sonados de la administración de Mancera fue el servicio gratuito de México en su casa, actividad carente de responsabilidad, porque la gente que necesitaba apoyo médico profesional se encontraba con practicantes o pasantes. Nunca se le ocurrió a alguno de los pacientes del ejército de mal pagados médicos al servicio de Mancera, exigir la cédula profesional ante la urgencia de curarse.
En el caso del conservador Salomón Chertorivsky podría pensarse que el sello de calderonista le marcó no sólo por ser egresado del ITAM , sino porque al estar en el mismo frente con el PAN, seguramente recordará que del 9 de septiembre de 2011 al 1 de diciembre de 2012 ocupó el cargo de Secretario de Salud de México, durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.
Desde la llegada del panista a la Presidencia de la República nombró a Chertorivsky, Director General de Diconsa, el 20 de marzo de 2009 se transformó en Comisionado Nacional de Protección Social en Salud, encabezando el Seguro Popular, sistema de privatización de la salud que todavía sigue extendiéndose.
Ahora exige, sin ser candidato aún, debates con sus contrincantes, ahí es donde podrá apreciarse su aparente solidez como funcionario pública, en caso de ser el elegido de Mancera.
Por su parte, el diario La Crónica de Hoy registra en sus páginas el relleno de encuestas por parte de empelados de Alejandra Barrales, en un café de la Zona Rosa.
El PAN y el PRD muestran sus raíces comunes, y vicios compartidos, sobre todo en lo que se refiere a la ciudad de México, donde tiene pocas posibilidades de triunfo, más aún si tomamos en cuenta que las otras dos coaliciones empezaron desde hace días sus precampañas, que sirven para que la población los conozca.
La coalición “Por la Ciudad de México al Frente”, con un candidato de extracción perredista no sólo llega tarde a la contienda sino que dividido. Con serios cuestionamientos sobre los posibles candidatos y sobre todo, ante el liderazgo real de un partido que navega a la deriva sin dirigente ni ideología propias.
A Mancera no le interesa que el Frente gane, sino mostrar su poderío, dueño de una megalomanía digna de tiempos remotos, se dará por satisfecho haber servido al poder distrayendo votos hacia la alianza PAN PRD, que sin ella podrían fortalecer a Morena.
Ese es un servicio más de Mancera al gobierno federal priísta, y probablemente uno de los últimos. Es un político de desecho para el poder real de la ciudad de México y del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *