José García Sánchez: La coalición del miedo

José García Sánchez

Un gobierno de coalición puede establecerse cuando la equidad entre los partidos que la conformarán tienen cierta equidad de posibilidades de triunfar en las urnas y que unidos fortalecen el aparato de estado; sin embargo, otro tipo de gobierno de coalición se establece cuando partidos con intereses similares crean un frente común para vencer a un enemigo que no podrían derrotar compitiendo solos.
El primer caso no es el de México, el desequilibrio entre las fuerzas políticas es tal que el sistema de partidos que desde el momento en que se llama así imaginamos organizaciones políticas con potenciales similares y cada uno con la posibilidad real de llegar a gobernar cualquier puesto de elección popular compitiendo solo, así sea la Presidencia de la República.
Sin embargo, hay partidos políticos que si compitieran solos le apostarían a la desaparición de su registro, ahí está el ejemplo del Partido Verde Ecologista, que no puede sobrevivir sin montarse en algún candidato del PRI, como anteriormente se montó en el PAN, pero no gobernó al lado de Fox, sólo lo usó para no perder el registro.
La equidad entre partidos, en un país de graves desequilibrios sociales simplemente no existe.
Sin embargo, la posibilidad de que exista el interés por competir juntos ante el peligro de perder sus espacios y canonjías fuerza a los partidos a unirse en una trinchera electoral común para vencer a Morena, que sólo competirá con el PT; partido que de no aliarse a algún otro seguramente perdería el registro como ya le sucedió en septiembre de 2015.
Sn tiempos de coaliciones por la simple razón de que no le alcanzan los números para alcanzar las metas. Ahora hasta las cantantes otrora rivales, ahora comparten conciertos masivos porque ya no son lo mismo que antes y no llenan un auditorio por sí mismas. Lo mismo sucede con los partidos políticos que en algún momento fueron fuertes, ahora demuestran su fragilidad uniéndose a través de sus intereses para combatir a un enemigo común llamado Morena.
La reunión pública que mantuvieron Miguel Ángel Mancera, Manlio Fabio Beltrones y Gustavo Madero Muñoz, uno en el cargo de jefe de gobierno a través del PRD, pero que no está afiliado a ese partido, el otro uno de los cuadros más sólidos del PRI, ahora le hace el servicio a los intereses de su partido, simulando estar interesado por un gobierno de coalición, que renueve el sistema de partidos, cuando en realidad lo que hace es tratar de derrotar a Andrés Manuel López Obrador. El último que quiere recuperar espacios hasta en su casa, porque el PAN lo tiene relegado.
La acción de los priístas es hacer creer a la población que se interesan por transformar el sistema de partidos, quieren aparentar estar decididos a modernizarse, a cambiar las reglas del juego electoral, a actualizar la democracia decadente que se vive, a dar otra cara. Ada de eso es verdad, la única realidad es que como le sucede a Gloria Trevi y a Alejandra Guzmán y otros muchos artistas que se unen para llenar foros, no les alcanzan los números. No llenan auditorio, no hay aplauso nutrido ni urnas llenas a su favor.
La unidad no se creará por la capacidad de negociación de los líderes de los partidos que cada día tienen más coincidencias sino por la urgencia a no ser derrotados en las urnas por el partido más joven del panorama político del país.
La preparación de un gobierno de coalición que quieren hacer aparecer el PAN, el PRD y el PRI, no es más que evitar la derrota electoral y como la alianza entre PAN y PRI sorprendería e indignaría a muchos mexicanos, quieren preparar el escenario para hacer creer que lo mejor que le puede pasar a México es votar por un gobierno conformado por personas de diferentes partidos políticos, cuando en realidad el objetivo es vencer a López Obrador.
No podemos creer que a Beltrones, Mancera o Madero Muñoz les haya dado una repentina y febril inclinación por la democracia, toda vía hay memoria en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *