José García Sánchez: Edomex, un crimen

José García Sánchez

Un vecino de La Cañada en Naucalpan hizo cuentas a su economía y dice haber salido perdiendo. Porque hace días le robaron en el transporte público más de dos mil pesos, y a él le dieron 1,500 por su voto. Es decir, un voto para que todo siga igual en la entidad vecina a la capital del país.
El colono de La cañada, considera que sólo perdió 500 pesos que es mucho dadas sus pocas percepciones económicas.
Lo cierto es que con la victoria priísta, con todo y trampas, los delincuentes siguen sintiéndose protegidos por la estructura que los ha cobijado siempre y que empieza en las policías municipales y no tiene fin hacia arriba de la pirámide del poder en la entidad.
El Estado de México vive un retroceso grave en el seno mismo de la sociedad, prueba de ello es el asesinato del sacerdote Luis López Villa, párroco de la iglesia San Isidro Labrador, en esa tierra de nadie llamada Los Reyes La Paz, feudo de uno de los presidentes municipales más corruptos que ha tenido la localidad. Rolando Castellanos Hernández, priista de hueso colorado, y protegido de Eruviel Ávila, quien protege a su amigo, a pesar de que es el municipio más violento de la entidad que ya es mucho decir.
El cura fue encontrado sin vida, maniatado y con huellas de tortura los asaltantes entraron al lugar ubicado sobre la calle Francisco I. Madero de la colonia Ejidal El Pino, maniataron al sacerdote y lo torturaron para conocer el valor de los objetos al interior de la iglesia, es decir contaron con el tiempo que permite la complicidad de las autoridades, de los policías y el temor de los vecinos.
Este asesinato se suma a la ola de delitos que en las últimas semanas han ocurrido en la población la cual incluye la violación de una menor en el transporte público y la muerte de un pasajero a bordo de un autobús.
Pero no todo es tristeza en el Edomex, también hay fiesta y es una gran algarabía de corrupción y descaro como el protagonizado por la presidenta municipal de Mexicaltzingo, la priísta Sara Vázquez Alatorre, quien utilizó las instalaciones del Ayuntamiento para celebrar su primer año de relación sentimental con su secretario particular, con la presencia de “Batman” con regalos y globos en las manos, y secundado por un grupo de mariachis
A la presidenta municipal se le responsabilizó en 2015, cuando era candidata, de utilizar recursos públicos para comprar votos. La denuncia fue interpuesta ante el IEEM por el reparto de despensas y televisiones para ganar votantes.
A Vázquez Alatorre, también se le responsabiliza de no atender la violencia que vive su municipio.
El 8 de agosto los pobladores tomaron el Palacio Municipal en protesta por la creciente ola de inseguridad que padecen y que ha llevado a algunos habitantes a buscar la justicia por su propia mano.
Los pobladores acusaron al director de Seguridad Pública, Leonel Rodríguez, de estar coludido con los criminales, pues el cuerpo policiaco del municipio no interviene a pesar de los frecuentes llamados de los ciudadanos en peligro.
Los priistas en el Edomex, se siente más protegidos que nunca con la supuesta victoria de su partido en las urnas. Victoria real o ficticia, el hecho es que les permite seguir utilizando la misma estructura que impone la violencia contra los ciudadanos quienes son presa fácil de policías extorsionadores que les inventan delitos en todo momento para sacarles dinero.
Así, la victoria electoral del PRI en el Edomex, desde ahora anuncia una situación peor en materia de seguridad y delincuencia. Seguramente Alfredo del Mazo gobernará de a muertito como es su costumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *