¿Qué fuerzas armadas quiere México? por Juan Ibarrola C.

Ningún país puede prescindir de sus fuerzas armadas aún y a pesar de que pocos, muy pocos, no cuentan con instituciones militares, lo cual no es objeto de este texto; lo que sí, es la necesidad de las naciones por tener ejércitos de tierra, mar, aire, espacio y ciberespacio que, garanticen soberanía, derechos ciudadanos, legalidad, protección y por supuesto seguridad, todo con objeto del desarrollo, liderazgo y permanencia que cada país pueda vivir.

Comparar a las fuerzas armadas del mundo, es un ejercicio tan inútil, como estéril. Todas son diferentes y más allá, todas persiguen y defienden los intereses que cada nación requiera, dependiendo de su forma de gobierno, economía, de su política y de su sociedad.

CUESTIONAR QUÉ FUERZAS ARMADAS QUIEREN LOS MEXICANOS, SE CONVIERTE EN ESTA ÉPOCA EN UNA OPORTUNIDAD COYUNTURAL.

Como bien lo ha expresado el General Luis Cresencio Sandoval, secretario de la defensa nacional, la presencia y confianza ganada por las fuerzas armadas, no ha sido de pocos años atrás. Esta posición de privilegio institucional, se ha construido por lo menos desde 50 años y debido a la necesidad imperiosa de que los soldados de tierra, mar y aire, participen desde hace 20 años en tareas de seguridad pública, ha hecho de los militares, actores permanentes y cotidianos de la escena social que, sin duda, es la que viven y sufren los mexicanos.

DEMOSTRADO ESTÁ QUE LAS FUERZAS ARMADAS MEXICANAS NO PUEDEN SUSTRAERSE DE LAS NECESIDADES NACIONALES. SI LO QUE ALGUNOS PRETENDEN ES QUE SOLDADOS Y MARINOS SEAN APÁTICOS AL ACONTECER DIARIO, SIMPLEMENTE, ESO NO SUCEDERÁ.

Si lo que se quiere, son fuerzas armadas, lo suficientemente fuertes en todos los sentidos, para enfrentar los grandes retos nacionales, entonces la apuesta y la acción ciudadana, económica, política, legislativa y por supuesto judicial,  debe ser directamente proporcional a lo que los militares le entregan al país.

ESTIGMATIZAR SIEMPRE LA ACCIÓN MILITAR EN ASPECTOS NEGATIVOS YA ESTÁ DEMÁS. ¡SE INSISTE! PROBADO ESTÁ QUE LOS MILITARES NO BUSCAN ABUSAR, MUCHO MENOS OBTENER PODER QUE SE UTILICE EN CONTRA DE MÉXICO Y LOS MEXICANOS.

¡Se insiste! Los militares no buscan cómo influir en política, más bien, buscan aportar todos sus recursos para que la política de la Nación se desarrolle en las mejores condiciones.

México, requiere de la lealtad, de la disciplina y de la convicción que las fuerzas armadas han demostrado por tantos años, donde, valdría la pena preguntar, ¿cuándo no lo han demostrado?

NUEVAMENTE, ¿QUÉ FUERZAS ARMADAS QUIERE MÉXICO?

El pueblo, quiere a las que tiene, es decir, las que cumplen, las que defienden, las que institucionalmente son las únicas que dan la cara por el pueblo.

Estados y municipios deben replantear lo que quieren y requieren de las fuerzas armadas. ¿Cuáles serán sus fortalezas sin las fuerzas armadas?

Jueces y magistrados, también deben replantear lo que quieren, basándose en un ejercicio de imaginación, donde las fuerzas armadas pierden de todas, todas, contra la delincuencia.

¿Quién defendería a México?

El comandante supremo sabe bien qué quiere de las fuerzas armadas.

El resto, los que dudan y critican, sabido es, que no importa lo que quieran; para ellos, el señalamiento es práctica de vida y bajo ninguna circunstancia, una decisión de estado, se toma en base a lo que quieren.

SE DEBE SEGUIR FORTALECIENDO A LAS FUERZAS ARMADAS.

NADIE HA SIDO DECEPCIONADO.

MÉXICO ES MÁS FUERTE ASÍ.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *