EE. UU. 2020 (11) por Carlos Ramírez

EE. UU. 2020 (11). Seguridad nacional Imperial con Biden-demócratas-republicanos

Carlos Ramírez

La alianza estratégica de republicanos con el grupo demócrata de Barack Obama-Joe Biden en las elecciones se basó en el compromiso de reconstrucción de la estrategia de seguridad nacional ofensiva que fue desmontando el presidente Donald Trump porque su prioridad era el desarrollo interno y no el imperialismo en activo.

El apoyo a Biden del expresidente republicano George Bush Jr. y la incorporación de la viuda y la hija del excandidato presidencial republicano y exprisionero de guerra en Vietnam John McCain tienen que ver con el regreso de la línea dura de la seguridad nacional militarista en el gobierno de Biden. En plena campaña, el exsecretario de Seguridad Interna del gobierno de Bush Jr., el republicano Tom Ridge, dio todo su apoyo a Biden y pidió a votantes de Pensilvania y Florida que lo hicieran por el candidato demócrata.

La clave de las elecciones presidenciales ocurrió en la seguridad nacional, es decir, en el papel central de los EE. UU. como el eje del mundo. Y ese papel viene desde la conceptualización de esa misión como un “destino manifiesto” determinado por mandato divino en 1630, de acuerdo con el reverendo puritano John Cotton. Lo paradójico es que el concepto imperial de destino manifiesto viene del puritanismo fundador de los EE. UU. en el siglo XVII.

La alianza republicanos-demócratas en la campaña a favor de Biden se selló en una carta de septiembre pasado de casi quinientos funcionarios y exfuncionarios del área de inteligencia y seguridad nacional de los EE. UU. en el que critican el abandono de Trump del modelo de hegemonía mundial militarista y apoyan a Biden porque representaría el regreso del país al dominio mundial. La identificación del momento fue clave: “el poder y la influencia de Estados Unidos se derivan tanto de su autoridad moral como de su poder económico y militar”, dicen los estrategas de seguridad en su misiva abierta.

A partir del criterio de que con Trump “nuestros enemigos ya no nos temen”, los halcones de la seguridad nacional auguran el regreso del modelo de dominación imperialista con Biden, un mensaje que debieran leer con cuidado los que están exigiendo hoy que el presidente de México se rinda ante las cifras adelantadas no oficiales de las elecciones. Reconocer a Biden ahora y con la información disponible significaría una rendición de la plaza ante el poder imperial que regresa a la Casa Blanca.

De la carta (https://www.nationalsecurityleaders4biden.com) se rescatan dos párrafos que adelantan el regreso del modelo imperial de dominación del mundo:

–“Joe Biden es, sobre todo, un buen hombre con un fuerte sentido del bien y del mal. Se guía por los principios que durante mucho tiempo han hecho grande a Estados Unidos: la democracia es un derecho ganado con esfuerzo que debemos defender y apoyar en nuestro país y en el extranjero; el poder y la influencia de Estados Unidos se derivan tanto de su autoridad moral como de su poder económico y militar; la prensa libre de Estados Unidos es invaluable, no enemiga del pueblo; aquéllos que sacrifican o dan su vida al servicio de nuestra nación merecen nuestro respeto y gratitud eterna; y los ciudadanos estadounidenses se benefician más cuando Estados Unidos se relaciona con el mundo.”

–“El actual presidente (Trump) ha demostrado que no está a la altura de las enormes responsabilidades de su cargo; no puede estar a la altura de los desafíos grandes o pequeños. Gracias a su actitud desdeñosa y sus fracasos, nuestros aliados ya no confían en nosotros ni nos respetan, y nuestros enemigos ya no nos temen. El cambio climático continúa sin cesar, al igual que el programa nuclear de Corea del Norte. El presidente ha cedido su influencia a un adversario ruso que otorga recompensas por la cabeza del personal militar estadounidense, y su guerra comercial contra China solo ha perjudicado a los agricultores y fabricantes estadounidenses”.

En este sentido, el eje del gobierno de Biden será el regreso de la seguridad nacional imperial, militarista y de amenazas militares, es decir, el regreso del big sitck o gran garrote.

-0-

Política para dummies: La política es el poder y éste se resume a la capacidad de dominación del otro.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *