Dos años con López para el olvido por Othón Abel Sibaja

Los seguidores de López repudian cuando se hace una crítica a su persona o a su administración, y siempre buscan justificar la mala administración de su “mesías”, con la misma tontería con la cual se justifica él mismo, “los culpables son los anteriores gobernantes”, la realidad es que hasta hoy sus decisiones no han sido las acertadas y los resultados son nulos a lo prometido por tantos años cuando era oposición y hoy que es gobierno, las críticas no le parecen, pero no se puede defender lo indefendible .

Este año es peor que el anterior, la crisis económica se disparó, mucho más de lo que habíamos cerrado el año pasado, al menos punto cinco, porque si bien es cierto con lo de la pandemia, a nivel mundial hay una crisis económica, pero no podemos olvidar que el año lo iniciamos con números rojos, por lo mal que había iniciado López y su gobierno, y hoy en materia de salud y económica está en medio de una gran polémica, pero no obstante, porque hay que decirlo, el día de hoy, Morena en la aceptación del votante, esta dos a uno en contra de la oposición, ¿pero en seis meses podrá mantener esa supremacía?.

López prometió al inicio de su gobierno, menos violencia y mayor seguridad en el país, pero resulto el 2019, el peor año en el rubro, con más de 35 mil homicidios, y este año está igual, según él, con su gobierno íbamos a alcanzar armonía y serenidad, pero han sido dos años de luto, de masacres, de violencia de género, donde el propio López no ha querido tomar en serio el problema, orillando a las mujeres ha marchar en las diferentes ciudades del país, exigiendo ser tomadas en cuenta y pidiendo un alto a la violencia en sus personas, y hasta hoy, López y sus colaboradores, no han encontrado el método adecuado para hacerlo, al grado, que personajes de Morena se han atrevido a decir que las mujeres son las culpables por la forma de vestir o divertirse, que por eso son agraviadas, tan absurdos como su propio líder moral.

El hecho de cancelar los fideicomisos, como ejemplo, dio para que los artistas e intelectuales que se desgarraron la piel por él, ahora se detractan, porque saben que los utilizaron y puros sueños guajiros es López; los empresarios, tanto los que lo apoyaron como los que no, hoy están con el Jesús en la boca, pues no saben si cancelara contratos, por el simple hecho de que a su pensar debe consultarlo con un puñado de ciudadanos y dar marcha atrás, afectado a terceros; con su método de gobernar que no es otro, que el típico populismo, donde “mejora” las condiciones de los sectores más pobres y aislados, pero a partir de estrategias que terminan por deteriorar las finanzas públicas, con un saldo final, donde los pobres son más pobres.

Lástima que aún muchos lo vitorean y puede ser que estos dos años de calamidades no sean suficientes para que los mexicanos se den cuenta de la realidad que se vive, de lo mucho que ha destruido López en tan poco tiempo, el 2021 será muy importante, y no solo para los partidos de oposición, sino para los mexicanos en general, pero el tiempo nos dirá, si los mexicanos despiertan de este sueño o surge el coraje y la molestia de que al final López no fue el estadista que tanto necesita el país, pero lo cierto es, que no hay nada que festejar en estos dos años de gobierno de López; pero como siempre amigo lector, usted tiene la última palabra al respecto.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *