Domingo: Recaudatorio, el paquete económico federal

El paquete económico de este año pretende optimizar la recaudación, reducir la evasión y la defraudación para recaudar estrictamente lo que la autoridad fiscal debe captar, pero no más, enfatizó el especialista, Carlos Manuel Lamadrid Márquez.
El especialista participó en la conferencia “Reformas Fiscales 2020”, organizada por el Centro de Estudios Económicos y Finanzas Públicas del Congreso del Estado, detalló que las modificaciones, presentadas por el Ejecutivo Federal, tienden a una austeridad en el gasto gubernamental.
Explicó que en el paquete económico existe un pronóstico alentador con un crecimiento de 2 a 2.5 por ciento, considerando una la contracción económica global que afecta a las grandes economías, entre ellas, la estadunidense que estima un crecimiento para este año del uno por ciento.
Para alcanzar este nivel de crecimiento para México, el especialista sostuvo que se deben considerar varios componentes para el desarrollo de las empresas que impulsen su producción y, en consecuencia, existan condiciones para la creación de empleos.
Consideró, como datos positivos, la estimación gubernamental de una inflación del tres por ciento, mientras que la cotización del dólar se espera que no supere los 19 pesos con noventa centavos, lo cual, representa una expectativa alentadora.
En este contexto, la fortaleza de los ingresos gubernamentales por la vía recaudatoria contempla evitar la evasión fiscal, establecidas en el artículo 5 A del Código Fiscal de la Federación y en los que se combate a los sistemas híbridos que facilitan la evasión.
Además, regula las actividades digitales incluidos en la nueva ley del ISR, entre otras, las disposiciones que amplían las facultades recaudatorias, incluida la comprobación satelital de las empresas para verificar su localización y dimensiones y así evitar el caso de empresas “fantasma”, por ejemplo.
Observó que la distribución del ingreso gubernamental se compone con la captación del Impuesto Sobre la Renta con un 53 por ciento, seguido del Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto Especial de Producción y Servicios con un 29 y 15 por ciento respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *