Daña deportivo público árboles: Ambientalistas

Ambientalistas denunciaron que las obras realizadas en el Polideportivo Venustiano Carranza causaron daños a los pulmones de la capital oaxaqueña, pues decenas de árboles que se encuentran en torno se están secando.

Nazario García Ramírez, coordinador del colectivo de organizaciones ambientales del estado de Oaxaca, colocó cartulinas en el estacionamiento del polideportivo con el fin de exponer el deterioro que se está realizando a aproximadamente 50 árboles.

Aseguró que la edificación del polideportivo dejó de lado el cuidado de estas especies.

Independientemente que la sociedad de Oaxaca merece vivir en condiciones óptimas y el acceso al deporte es una de ellas, se debe buscar una armonía entre el desarrollo y el medio ambiente, afirmó.

Aunque aclaró que no están en contra, ni peleados con el desarrollo urbano, pero si cuestionan la forma en que “se hacen las cosas”.

García Ramírez informó que cada árbol sano produce oxígeno para dos personas y al descuidar uno solo progresivamente se acabará con nuestra vida y la de nuestros hijos.

“Como oaxaqueños no hemos entendido que el destino nos está alcanzando, desconocemos el nombre de la constructora de la obra, no obstante, es responsabilidad de las autoridades buscar que reparen el daño”, aseveró.

Ante la muerte de un pulmón muy importante en la ciudad, pidió a ecología municipal que sancione a la empresa que construyó el deportivo para que pueda resarcir el daño, sin embargo, hasta el día de hoy no han tenido ninguna respuesta.

El pasado 29 de abril, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo inauguró el Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo “Venustiano Carranza”, cuya construcción requirió de una inversión federal y estatal del orden de los 382 millones de pesos.

La obra, según información gubernamental, beneficiará a más de 600 mil habitantes de la Zona Metropolitana de Oaxaca porque cuenta con con ocho canchas de frontón, futbol y usos múltiples, además de un circuito de pista de trote y una ciclo vía, entre otras instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *