Crónicas Oaxaqueñas: contrastantes inicios de sexenio

Jaime Palau Ranz

El día cinco de junio del presente año se realizaron elecciones para diversos cargos en varios estados de la república mexicana, presidencias municipales, diputaciones locales, asambleístas y doce gubernaturas de diversos estados del país estaban en juego, nueve de estos gobernadores electos tomaron ya el mando y tres siguen en condición de electos esperando su momento, revisemos quienes son.

Durante el mes de la Patria, septiembre, hubo toma de protesta en cuatro estados. El primero fue Hidalgo el 5 de septiembre con el priista Omar Fayad Meneses; el 12 del mes asume Alejandro Tello Cristerna en Zacatecas, también es de origen priista, en plena noche mexicana; el 15 de septiembre, José Rosas Aispuro, de afiliación panista recibe el gobierno de Durango y para cerrar el mes; el 25 se hace el relevo de Quintana Roo, entra Carlos Joaquín González del pan, sustituye a uno de los polémicos gobernadores salientes, Roberto Borge Angulo, muy joven, de 36 años acusado de repartirse arbitrariamente entre familiares y amigos grandes extensiones de terreno, Carlos Joaquín declaró al tomar protesta que recibía “un estado en quiebra de operación en déficit fiscal por dos mil setecientos millones de pesos”, aparte de la deuda a largo plazo del estado de más de 19 mil millones de pesos, si estuviera en Oaxaca o Veracruz se moría.

En octubre hubo dos relevos de mandatarios, el primero de octubre asume Francisco Javier García Cabeza de Vaca en el estado de Tamaulipas, es de extracción panista, este estado lleva algunos sexenios en el ojo del huracán, por un lado debido a la extrema violencia que se vive en la zona fronteriza con los Estados Unidos y por otra, varios de sus ex gobernadores tienen penosos señalamientos de abuso de poder, enriquecimiento ilícito o inexplicable.

El 4 de octubre otro panista toma protesta, Javier Corral Jurado en Chihuahua, sustituye a un gobernador señalado por diversas acusaciones, César Duarte Jáquez, de quien se dice adquirió una gran cantidad de ranchos y le fue levantada una denuncia penal por quedarse las acciones de un banco llamado Progreso Chihuahua con fondos ilícitos.

El primero de diciembre pasado, tres gobernadores tomaron protesta, el contraste de cada evento llama la atención, el caso más delicado es el de Oaxaca, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, priista, sustituye a Gabino Cué Monteagudo, quien deja el estado en convulsión total, la deuda de corto plazo es enorme, se habla de más de dieciséis mil millones de pesos, además de un enorme problema de ingobernabilidad, de impunidad total, no se aplica la ley para nadie, cualquiera toma calles, grita, insulta, golpea o presupone, los sindicatos están acostumbrados a dar manotazos en la mesa y que se haga su santa voluntad, por ello se entiende recibir sus líderes mucho dinero.

La Sección 22 anunció dos días de paros y bloqueos, empezando el 30 de noviembre, para impedir la toma de protesta de Murat, cerrando accesos a la capital del estado y al recinto de la cámara de diputados, los sindicatos Libertad y CTM que tienen un pleito de origen familiar que ya ha cobrado varias vidas también cerraron avenidas y calles, el colmo fue escuchar en la radio a otro grupo decir que ellos cerraban un acceso por Xoxo porque parece que el nuevo gobernador va a ser un represor y actuaban para que se siente con ellos a dialogar, todavía no empezaba y ya le acusaban de algo en simple suposición.

Ese mismo día último de mes, miembros del equipo de transición de Alejandro llegaron a un acuerdo con los sindicatos transportistas y retiraron todos sus bloqueos, los únicos que siguieron en la insistencia del cierre fueron los maestros, Murat los invitó a dialogar sin recibir respuesta. Asimismo anunció algo muy importante, que Oaxaca no está para fiestas sino para trabajar, que se suspendía la celebración de toma de protesta, muy sensato en una tierra donde la fiesta siempre va por delante, ya he dicho que si durante tres años, todo lo que se gasta en Oaxaca en fiestas patronales en todos los pueblos, barrios y colonias, se invirtiera en proyectos productivos, el estado cambiaría diametralmente hacia el progreso, así que fue una gran señal anunciar la no celebración y que hay que trabajar sin descanso.

La situación requirió de una estrategia logística, los integrantes de la mesa directiva de la cámara de diputados local presentaron la iniciativa para cambiar de sede y horario la sesión extraordinaria de toma de protesta, hacia las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión, fue aprobada y aun con la ausencia de los diputados de Morena, se reunió el quorun suficiente para tomar la protesta al gobernador Murat sobre la una y media de la mañana del día primero de diciembre, con la presencia de un par de gobernadores, varios diputados federales y el presidente del PRI nacional, un madruguete que no se esperaban los mentores, aunque se dio una solución inmediata, los maestros no están acostumbrados a ser burlados, así que el gobierno no debe soltar el tema de ir dando soluciones de fondo, va a ser difícil pues se habla con oídos sordos y necios, más esto no puede seguir así.

En Veracruz también hubo cambio de estafeta, ahí el caso está muy complicado, entra Miguel Angel Yunez Linares, de afiliación panista, sustituye a Javier Duarte de Ochoa quien se asegura está prófugo de la justicia, se le acusa de escandalosa malversación de fondos, las cantidades son multi millonarias, el estado se anuncia en quiebra, la toma de protesta fue tranquila durante la mañana del día primero, estuvo presente el gobernador interino saliente, Yunes aseguró que el quebranto es de cien mil millones de pesos, durante la toma de protesta anunció que él personalmente había recuperado mil doscientos cincuenta millones de pesos de Duarte para los veracruzanos, en realidad la PGR aseguró más de cuatrocientos millones de diversas empresas ligadas al nombre del ex gobernador, también con el alba de ese día se recuperó un avión y un helicóptero y se allanó una finca en Fortín, Veracruz, que se supone vale unos doscientos millones de pesos, pero en su interior había cuadros originales de pintores reconocidos, con valor de varios millones, es evidente que el pique entre ambos gobernadores era personal y profundo y lo llevó a una actitud algo protagonista.

El tercer gobernador del día fue Martín Orozco Sandoval, panista, en el estado de Aguascalientes, el evento se llevó a cabo a las siete de la noche, fue totalmente tranquilo, sin ánimos exacerbados, es un estado pujante con gran industria acostumbrados a trabajar y producir, diferentes realidades se vivieron en cada uno de estos eventos de trascendencia para México.

El primero de enero del próximo año cambiarán gobierno en Sinaloa, entra Quirino Ordaz Coppel del PVEM y en Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez del PRI, el primero de febrero toma protesta el último de la lista, José Antonio Gali Fayad de Puebla, es de extracción panista. Con él suman siete gobernadores que permitirán dar la batalla a ese partido político buscando la alternancia en el 2018 y el retorno al gobierno federal, a los cuatro priistas les toca demostrar con hechos que merecen la continuidad o incluso pelear por el derecho a ser presidenciables, el de Oaxaca es el que tiene mayor área de oportunidad, si logra cambiar en un año y meses a un estado tan desastroso, refundido en los últimos lugares de todos los indicadores educativos y económicos, si logra controlar la impunidad y la corrupción, si logra hacer productivos a los miembros de los sindicatos acostumbrados a proteger y premiar la flojera, entonces operaría un milagro ansiado por todos los oaxaqueños y podría llamar la atención a nivel nacional, veremos y como dijo Séneca, se le otorga el beneficio de la duda.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Tweeter: @jpranz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *