Miércoles : Crónicas de la Nada por Francisco Zúñiga

Francisco Zúñiga

– ¡ Señora, la niña no puede entrar ! ¡Y sólo una persona por familia!
Ante las palabras del guardia, la mujer hizo un gesto de disgusto, y dio media vuelta al carrito donde iba la niña de unos dos años.
Su madre, persona mayor, quizá por arriba de los 65 años, ignoró por completo a la vigilante del supermercado Smart, -una cadena mexicana de supermercados en el noreste del país-, que ahora llevaba tapabocas como parte del uniforme.
Ninguna de las mujeres respondió. Se dieron la media vuelta y salieron.
Yo, que siempre espero encontrar la historia, esperé.
Y alcance a escuchar.
– ¿Tú crees que en Walmart si dejen entrar?
No sé qué parte de “estamos en peligro” no entienden. No sé porqué no dimensionan que la mujer mayor y la bebé son altamente vulnerables.
Ojalá no las dejen entrar a ningún lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *