Crece la exhibición de corrupción en Salud

Ciudad de México- El sector salud del Estado de Oaxaca se encuentra en coma con decenas de hospitales en obra negra, millones de pesos sin comprobación y un exsecretario de Salud, involucrado en acusaciones de corrupción, según un reportaje difundido por Televisa.

El reportaje “Salud de Oaxaca: en coma”, elaborado por el reportero Luis Pavón Vásquez, transmitido en el noticiario “Despierta”, conducido por Carlos Loret, sostiene que el gobierno de coalición PAN-PRD, encabezado por Gabino Cué Monteagudo, dejará irregularidades.

Algunas de ellas -señala el trabajo periodístico de Pavón Vásquez-, es el Hospital de la Mujer, un edificio que en el gobierno del priista Ulises Ruiz Ortiz estaba destinado a ser oficinas, pero repentinamente decidió convertir en clínica y dejó la obra en el abandono.

Sin embargo, en 2010, Cué Monteagudo como nuevo gobernador, consideró imposible convertir ese edificio en hospital, aunque siguió con la obra con un sobreprecio del 40 por ciento, según declaración del entonces titular Germán Tenorio Vasconcelos en abril del 2015.

Otra anomalía detectada en la cuenta pública de 2014, es la falta de comprobación de un gasto de 188 millones de pesos procedentes del Seguro Popular, ni tampoco justificó el pago de 2 millones 770 mil pesos a dos personas que no cubrían el perfil para la plaza que fueron contratados.

Las otras irregularidades son del propio secretario de Salud del gobierno de Cué Monteagudo, a quien la secretaría de la Contraloría Estatal detectó un presunto desvío de recursos por 80 millones de pesos como el hecho de incluir en la nómina a su propia hija, Daniela.

En junio de 2015, Tenorio Vasconcelos renunció a la Secretaría de Salud, tras revelarse que se había comprado un avión de 3 millones de pesos en el tiempo que fue funcionario y tres meses después fue notificado de cuatro inhabilitaciones para ser funcionario, cada una por 20 años.

El reportaje “Salud de Oaxaca: en coma”, elaborado por el reportero Luis Pavón Vásquez también incluye los casos del hospital de Reyes Etla y el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, donde un área prioritaria como la de quemados dejó de ser necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *