Cadena de Mando por Juan Ibarrola C.

Por el honor de México
Juan Ibarrola C.

El Heroico Colegio Militar ha cambiado de sedes en distintas ocasiones, todo en función del momento del país que se vivía entonces.

Su primera sede fue en el edificio de la Ex Inquisición en la hoy Ciudad de México, y se hacía llamar Academia de Cadetes. Después se formó el Colegio Militar de Perote, en Veracruz, colegio que estuvo ahí cinco años, para después pasar en 1839 al Alcázar del Castillo de Chapultepec, donde en un año se creó la Escuela de Aplicación dependiendo del Colegio Militar, a fin de completar la instrucción facultativa de capitanes y tenientes de Artillería, Ingenieros y Plana Mayor, dándosele un impulso más a la educación militar.

Durante la revolución de Ayutla y la guerra de Reforma, los alumnos del Colegio Militar demostraron su lealtad a los gobiernos en turno, pero fueron los serios problemas económicos de la época los que no fortalecieron al instituto.

Fue en 1919 cuando se inauguró en Popotla, CdMx, el Colegio Militar, el que, por decreto del 29 de diciembre de 1949, y en reconocimiento a las múltiples acciones y demostraciones de lealtad y valor, se ordenó anteponer al nombre del Colegio Militar el emblema de “Heroico” como un acto de justicia y merecimiento.

Por ello, esta semana que termina se llevó a cabo el centenario del hoy Campo Militar 1-B, espacio que alberga la Universidad del Ejército y la Fuerza Aérea, así como al Colegio de Defensa Nacional, la Asociación de Graduados del Colegio Militar y la Asociación de Graduados del Colegio de Defensa. También en esa sede se tiene al Instituto Mexicano de Estudios Estratégicos en Seguridad y Defensa Nacionales.

En esta ceremonia, el general de División DEM, David Rivera Medina, director de Educación Militar y rector de la Universidad del Ejército y la Fuerza Aérea, comento que, “con la educación militar se continuará impulsando la profesionalización de las fuerzas armadas de México a fin de que puedan responder de forma eficiente a los retos del país”.

Rivera Medina, afirmó también: “la educación tiene un papel fundamental en el desarrollo de nuestro país, y los soldados de México somos conscientes de ello, por eso desde estas instalaciones centenarias a través de la educación militar seguiremos impulsando la profesionalización de las fuerzas armadas, inculcándoles la conciencia de servicio y el amor a la patria para poder responder con eficiencia a las exigencias de nuestros tiempos”.

No son inquietudes sin sustento, para los militares la profesionalización es eje rector de lo que necesitan para enfrentar la realidad nacional e internacional en favor de la sociedad.

Es la profesionalización a la que han estado sometidos, tropas, alumnos, oficiales, jefes y generales, durante los últimos 60 años, la que ha permitido que sean la institución más efectiva en el gobierno. Es esa profesionalización la que los ha llevado a ser también la institución con el menor nivel de corrupción e impacto negativo para el país.

Cabo de Guardia

Ya les platicaré la semana entrante sobre el festejo del Día del Ejército. Lo que se puede anticipar es que será diferente a otros años.

Tres de Diana

Gracias, Dra. Dalila Mendoza Ríos. Gracias, Dr. Rodolfo Camilo Salazar Torres. No cabe duda, los médicos militares son los mejores. ¡Gracias a ambos!

jibarrolas@hotmail.com

@elibarrola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *