Avanza la peor recesión global por Rafael Abascal

Brújula del cambio

+ Abruptamente se paralizó la economía por la pandemia
+ La incertidumbre ha sembrado una sensación de pánico
+ Los grandes perdedores, las empresas y empleos

La pandemia (1) del coronavirus se inició a fines de diciembre del 2019 y en tan sólo poco más de 100 días está infligiendo enormes y crecientes costos humanos en todo el mundo, ante esta situación los diferentes países para proteger las vidas de los ciudadanos, han decidido recurrir a aislamientos, confinamientos y cierres generalizados con el propósito de impedir la propagación del virus; por lo que esta parálisis de la actividad productiva, está impactando de manera profunda y acelerada la actividad económica mundial.
Lo anterior, quiere decir que la crisis sanitaria está impactando de manera acelerada y profunda, prácticamente todas las actividades económicas en todos los países del mundo, es decir de manera abrupta se paralizó el comercio mundial, se rompieron las cadenas productivas y de valor, están quebrando empresas y se están perdiendo muy rápidamente, millones de empleo; lo que ha causado pánico que se ve reflejado en los precios de las acciones, los bonos, el oro y las materias primas, lo que acentuó las especulaciones sembrando incertidumbre y volatilidad sobre la economía.
Sin teorías y herramientas económicas
Todas las teorías sobre los factores que podría causar una recesión global, se han venido abajo y no tienen que ver con el fenómeno que enfrentamos en la economía causados por el brote del Covid-19, al paralizarse al mismo tiempo la población y las actividades productivas, las relaciones comerciales en prácticamente todo el mundo y la generación de riqueza; anteriormente las diferentes corrientes de teoría económica, identificaban seis posibles razones >o sus combinaciones< que podían causar ciclos:
1.- Choques externos. Donde desde diferentes ángulos conceptuales veían como factores determinantes, el clima, las guerras y las enfermedades, pero posteriormente se fueron agregando, fenómenos planetarios >como los ciclos lunares o manchas solares< que se relacionan la alteración de ciclos agrícolas. También más recientemente se incluyeron los precios internacionales de las materias primas, también conocidos como comodities en los mercados financieros o de futuros.
2.- Crisis del capitalismo. Debidos a múltiples factores que pueden causar o detonar expansiones y contracciones, cada vez más evidentes y generalizadas, debido a la concentración de la riqueza, así también como contradicciones con el capital financiero; que en general afectan el crecimiento o decrecimiento del consumo, relacionado con el ingreso de los trabajadores; en sentido positivo o negativo, para que puedan comprar o no, lo que producen las empresas. Aquí en este apartado también hay autores que consideran la distribución de la riqueza en sus vertientes de equitativa o inequitativa.
3.- Innovaciones tecnológicas. Estas teorías tienen muchos adeptos, donde consideran que el cambio tecnológico está asociado directamente con el crecimiento económico y el aumento de la productividad, así como descubrimientos de nuevos productos o materias primas, mejorando la calidad, reorganización industrial y apertura de nuevos mercados; otros autores le dan un peso fundamental a la automatización y los procesos de innovación tecnológica; revolucionando las empresas y las industrias; y más recientemente, la transformación de los procesos bancarios, financieros, de mercados y bolsas de valores, entre muchas otras.
4.- Fragilidad financiera. Estas teorías tienen que ver con conceptos de salud del sistema financiero, que lo llevan a niveles de gobiernos, empresas o las familias, que tienen que ver con el nivel de endeudamiento, que pueden generar crisis; otros como la fragilidad de los mercados financieros, ciclos normales o burbujas especulativas, endeudamiento excesivo, falta de capacidad de pago; entre muchos otros, que pueden llevar a una crisis financiera y de ahí, a una recesión.
5.- Dinámica de población. Que se inician con teorías decimonónicas, que parten del principio que la población crece a tasas exponenciales y en cambio, la producción de alimentos o general, crece aritméticamente, estos factores generan diferentes ciclos económicos, como expansión, recesión, estancamiento y recuperación; agregando elementos de temporalidad, profundidad y creatividad, impulsados cada vez que interactúan la población y la producción, como factores dinámicos.
6.- Psicología del ser humano. La mayoría de las corrientes de pensamiento parten del principio en que la economía es el reflejo colectivo de los seres humanos y sus comportamientos dominantes, generando los diferentes ciclos económicos; hay quienes hablan del instinto colectivo, en diferentes sentidos y momentos, que pueden ser positivos o negativos. Las teorías actuales se fundamentan en el valor de la información, para tomar decisiones fundamentadas, pronósticos, diseñar ciclos, etcétera, también que se generan estados de ánimo positivas, pesimistas, de incertidumbre, volatilidad, entre otros, que influyen en los empresarios o gobiernos para las tomas de decisiones; por ejemplo: invertir o comprar.
Ninguna de estas teorías o corrientes de pensamiento económico o la combinación de ellas sirven para explicar esta recesión global generada por la pandemia, de ahí, que los pronósticos de crecimiento negativo por país, región o mundial, van variando día a día, cada vez es más de uso común, palabras o frases, como inédito, sin precedentes históricos, inéditos, entre muchos otros.
Ahora habría que sumar como un factor de incertidumbre, volatilidad y pánico, a la guerra de los precios del petróleo, que está contribuyendo a desatar contracciones económicas y cambios financieros en el mundo.
Algunos ejemplos recientes:
El Fondo Monetario Internacional (FMI) como resultado de la pandemia, hace 20 días, proyectaba una contracción brusca de menos 3% para el 2020, pero con la extensión del virus y las medidas de contención generaron un nuevo escenario donde ubican que la economía mundial decrezca en 6.6%.
El presidente Donald Trump hace tres semanas destino 2.2 trillones de dólares para enfrentar los efectos económicos del Covid-19, por lo que muchos norteamericanos solicitaron su seguro de desempleo:
Hace 20 días lo hicieron 6 millones
Hace 15 días lo hicieron 11 millones
Hace 10 días lo hicieron 16 millones
Hace 1 día lo hicieron 22 millones
El precio internacional del petróleo no solo cayó un 66% en el primer trimestre del año, durante este mes siguió su tendencia a la baja, pero hoy lunes 20 de abril el barril de crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) llegó a cotizar por debajo de cero, una situación inédita y sin precedentes (2). Este nuevo fenómeno, ha dejado al mundo perplejo y sin entender cabalmente lo que significa un “precio negativo”, que es más alto el costo de producción que el de venta. En economía este concepto, se aplica a la disposición de desechos nucleares o de basura. Un “precio negativo” significa que quien produce, no tiene donde almacenarlo y tiene que pagar a un tercero para que se lo lleve. En economía, es un concepto que normalmente se asocia a la disposición y almacenamiento de desechos nucleares o de basura.
Perspectivas de las economías (3)
El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su estudio más reciente afirma que la crisis sanitaria por ende está repercutiendo gravemente en la actividad económica. Como resultado de la pandemia, se proyecta que la economía mundial sufra una brusca contracción de menos 3% en 2020, mucho peor que la registrada durante la crisis financiera de 2008–09.
En el escenario base, en el que se supone que la pandemia se disipa en el segundo semestre de 2020 y que las medidas de contención pueden ser replegadas gradualmente, se proyecta que la economía mundial crezca 5,8% en 2021, conforme la actividad económica se normalice gracias al apoyo brindado por las políticas contra cíclicas y fiscales (ver cuadro); pero estos escenarios seguramente van a variar, porque surjan otros factores, como, por ejemplo: los precios del petróleo.
Es conveniente advertir, que el pronóstico de crecimiento mundial está sujeto a una extrema incertidumbre, ya que las variantes económicas dependen de múltiples factores cuyas interacciones son difíciles de predecir, como por ejemplo la trayectoria de la pandemia, la intensidad y eficacia de los esfuerzos de contención, el grado de las perturbaciones en la oferta, las repercusiones del endurecimiento drástico de las condiciones en los mercados financieros mundiales, variaciones de los patrones de gasto, cambios de comportamiento; así como, los efectos en la confianza, volatilidad e incertidumbre de los precios de las materias primas, entre muchos otros .
Proyecciones de crecimiento de la economía global


En países donde predominan los factores de riesgo, seguramente los resultados serán más negativos, si por ejemplo tenemos que hay países se enfrentan a crisis con factores múltiples, que tienen un shock sanitario, significativas perturbaciones económicas internas, derrumbe de la demanda externa, cambios de sentido de los flujos de capital y colapso de los precios de las materias primas; los resultados serán peores.
En este sentido, para evitar estos escenarios tan negativos, resulta de la mayor importancia, adoptar rápidamente medidas, protocolos y políticas eficaces, tanto las necesarias para reducir el contagio y proteger vidas, como para enfrentar los desafíos en la actividad económica.
Vale la pena destacar, que los gastos que se realicen en la salud y para proteger el aparato productivo y el empleo, deben considerarse como inversión a largo plazo, así como apoyarse en planes crediticos de largo alcance y condiciones blandas; en consideración de la pandemia.
El FMI señala, que la prioridad inmediata debe ser contener las secuelas de la pandemia del coronavirus, especialmente incrementando el gasto sanitario a fin de reforzar la capacidad y los recursos del sector de la salud mientras se adoptan medidas para reducir el contagio; pero al mismo tiempo o en sentido paralelo,
Impulsar políticas económicas para amortiguar el impacto en la disminución de la actividad que enfrentarán las personas, empresas y el sistema financiero.
El propósito fundamental de las estrategias recomendadas, es reducir al máximo los efectos persistentes derivados de la inevitable y fuerte desaceleración, para garantizar que la recuperación económica pueda darse cuando termine la pandemia; hay que considerar, que hay que revertir las secuelas económicas de shocks particularmente agudos o destrucción en determinados sectores, las autoridades tendrán que implementar importantes medidas focalizadas en los ámbitos fiscal, monetario y financiero para respaldar a los hogares y las empresas afectadas, manteniendo y reforzando los programas sociales.
Con base en el análisis realizado el FMI considera que es necesario reforzar las medidas fiscales si persisten las paralizaciones de la actividad económica, o si el repunte de la actividad cuando se levanten las restricciones es demasiado lento; hay que tomar en cuenta que un estímulo fiscal de base amplia puede prevenir una disminución más pronunciada de la confianza, impulsar la demanda agregada y evitar una desaceleración aún más profunda.
Es claro, que en el mundo está avanzando rápidamente una profunda y fuerte recesión económica, vinculada a las medidas que se han tomado para contener el Covid19, que ha prácticamente paralizado las actividades productivas a escala global, generando escenarios sin precedentes y que son sumamente difíciles de entender cabalmente, sembrando incertidumbre, volatilidad y hasta pánico; independientemente de los programas contracíclicos y fiscales, que resultan son insuficientes, los grandes perdedores son las empresas y los trabajadores.

Analista político en aislamiento >38 días< ya en Fase 3.
rabascal51@hotmail.com

Notas:
1.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como pandemia al Covid-19 el 11 de marzo del 2020, al observar que el contagio del coronavirus se había extendido por los cinco continentes y la mayor parte de los países.
2.- El precio de la mezcla mexicana se ubicó el 20 del mes en curso en menos 2.37 dólares por barril, que es un hecho que nunca se había presentado en Pemex; asunto que pone a la petrolera en una situación insostenible financieramente, después que dos calificadoras le bajaron dos escalones su riesgo crediticio; es decir, los bonos son considerados basura y crecen los intereses de su deuda, que además pone en alto riesgo la Deuda Soberana.
3.- El estudio se publicó el 14 de abril del 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *