A 48 de Tlatelolco, la represión es la misma: Sócrates Campos

 

Oaxaca. Oax.- El ex activista estudiantil del 68, Sócrates Campos Lemus, afirma que a 48 años de la masacre de Tlatelolco, en la actualidad las cosas no han cambiado en nada las condiciones de la represión en ningún Gobierno ya sea del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), entre otros.

Al respecto, insistió que la represión a todos los niveles sigue siendo la misma. “La impunidad y la corrupción son los grandes males del país”, consideró.

En este sentido, comentó que el movimiento del 68 nació de una voluntad independiente de los jóvenes y al paso del tiempo esto se fue corrompiendo por los intereses de una sucesión presidencial adelantada.

Abundó que esto género una enorme distorsión en el movimiento, no dentro de las bases del mismo, sino dentro de la estructura política del país aumentando los niveles de represión, a tal punto que el 1 y 2 de Octubre ya habían acuerdos y estos no fueron respetados.

Indicó que se han hablado muchas cosas del 68, pero cuando se ve el nivel de barbarie de represión, solo se puede comprender cuando entiendes que lo único que no iba a permitir el Gobierno Federal, ni los norteamericanos en aquella época era que un movimiento de base social con una actitud democrática y limpia de parte de los jóvenes triunfara porque eso sería un ejemplo para nuevas luchas a través de los años.

“En todo movimiento se filtran las fuerzas del mismo Gobierno Federal y son los que generan los escándalos de la represión y los que hacen las provocaciones para que estas puedan llegar a los niveles inclusive de muerte como se vio en Nochixtlán”, señaló.

Abundó que la famosa guerra, perpetrada por el ex presidente de la República, Felipe Calderón y pactada por los norteamericanos dejo 180 mil muertos, 32 mil desaparecidos y más de medio millón de personas que han tenido que dejar sus casas y se han ido como desplazados en este país, además de que hay docenas de huérfanos, y gente en la cárcel inocente y todo para justificar una gran represión.

Aseguró que la lucha que hoy estamos viendo no está destinada a combatir a los narcotraficantes “que andan como Pedro por su casa”, y lo vemos en cada una de las fracciones que se demuestran en el país, está encamina a la represión de los luchadores sociales que se están manifestando por todo el país.

Declaró que el movimiento del 68 surgió en la Ciudad de México y se extiendió hacia los estados de la República, de tal manera que fue creciendo y fue la gran virtud de esta tragedia.

Abundó que en Oaxaca este movimiento se fue deformando de tal manera que la propia Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), por un lado se ve generaciones de grupos guerrilleros de jóvenes y de maestros que no veían otra opción para continuar una lucha de carácter democrático más que por la vía de las armas y por otro lado se veía la postura de las fuerzas gubernamentales en esa represión.

Agregó que esto sigue manifestándose en la UABJO; consideró que toda la lucha de los propios universitarios debería estar encaminada en eliminar a los grupos porriles que la mantienen copada y sobre todo eliminar a maestros y funcionarios que están ligados a la protección de esos grupos de porros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *