Tiempos de traiciones e ingratitudes en el PRI por Othón Sibaja Suárez

Othón Abel Sibaja Suárez

Se acercan los comicios para la elección a la gubernatura del estado. Ya los de Morena ya se apuntaron y varios son los que quieren ser, y más, que piensan van a ganar el próximo año, de ahí del interés de muchos por ser el ungido. Y es de esperar, en la elección pasada, de hace unos meses, Morena volvió a ganar la gran mayoría de los municipios y diputaciones locales como federales, que hace pensar será fácil para ellos ganar la gubernatura.

¿Pero realmente los candidatos que se inscribieron para ser el candidato por Morena son los mejores para Oaxaca? Esa es la pregunta del millón, como todo político todos son muy cuestionados, unos a mayor o menor grado, uno del otro, pero si muy cuestionados, pero siguen la inercia de su mesías, pues aún muchos ciudadanos creen en sus palabras y promesas y que ninguna termina por cumplir, el de las mañaneras, pero que es muy bueno para endulzar los oídos de muchos, que aún se ve reflejado en las urnas.

Pero no solamente es la imagen del falso mesías lo que puede dar el triunfo a Morena, en Oaxaca, sino las traiciones e ingratitudes de muchos que han caminado en los dos partidos más importantes de oposición en este momento: Acción Nacional (PAN) y el Revolucionario Institucional (PRI).

En el PRI fue muy notorio en junio pasado la desbandada a Morena o al Verde Ecologista, pues estos dos partidos junto con el PT, van hacer coalición en la próxima elección, y la lógica dice, que van a ganar en Oaxaca el próximo año, de ahí que muchos ayudaron de manera directa o indirecta a estos partidos y pudieran ganar tranquilamente y cobrar factura el próximos meses si ganan.

Es la clásica política a la mexicana, lo que hoy está de moda, traicionar ideales y principios por obtener el poder por el poder, sin importar que en años anteriores, fueron mínimo candidatos o presidentes o diputados electos, por las siglas del Revolucionario Institucional, y que hoy cínicamente van hacia la lógica triunfalista, hacia la coalición del gobierno federal, no espanta a nadie, pero por eso del hartazgo y repudio a la clase política, porque hasta en política debe haber ética, pero muchos no la conocen y los resultados son los hoy vividos.

El PAN y el PRI necesitan un candidato que tenga capital económico y político, pero sobre todo madurez política para sentarse con todos y reparta el pastel, sin espantarnos, al final la política es para gente civilizada, educada y pensante, pero sobre todo de criterio y madurez política, pero los que no sean los ungidos estarán dispuestos a ser maduros y de criterio y respaldar al que sea su candidato. He ahí lo difícil, pues verán más fácil traicionar ideales y ayudar al candidato de Morena y sus cuates, que no verse gobernador, pues muchos ya están moviendo sus piezas hacia allá, por querer ocupar espacios o simplemente por ardor. Ejemplo reciente cuando ganó Gabino Cué, y tal parece que se repetirá la historia, ante tanto traidor y oportunista en la cúpula del PAN y del PRI, pero como siempre amigo lector, usted tiene la última palabra al respecto.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *