Luis Octavio Murat

“Un tonto es capaz de hacer diez veces más preguntas
de las que diez sabios pueden contestar”.
Vladímir Ilich Uliánov, alias Lenin. T. 26, p, 194.

Del 25 al 28 de octubre estarán instaladas un millón 73 mil mesas de consulta en 538 municipios, para que un millón y medio de personas opinen sobre la construcción de los aeropuertos, Texcoco y Santa Lucia, o reconstruir lo que ya es obsoleto, es decir, aumentar el aeropuerto actual de CDMX, el de Toluca y reconstruir Santa Lucia.
“Como la mayor parte de los que habitamos en los 538 municipios seleccionados sabemos lo suficiente de aeropuertos, colocarán miles y miles de urnas para opinar”. Además, la Fundación Arturo Rosenbluth, hará un conteo diario hasta el 28 de este mes.
Y, señores, llegado el día, el pueblo se habrá expresado, más bien, el 1% de la población del país. Esto si que es democracia. Y como la voluntad minoritaria opinó, “pues a lo hecho pecho y me canso ganso, como que no”. Para eso soy el presidente electo. Diría ya saben quien.
Este acto de consulta sobre un tema que las mayorías ignoran, no es otra cosa que una maniobra populista que parece una acción que posiblemente se convertirá en una futura consulta mayor para preguntar al pueblo si desea que el presidente constitucional continue en el cargo.
Esta consulta pública me da la impresión de que en el fondo lo que se desea es el probar la temperatura de las masas y medir las posibilidades de realizar otras más importantes a futuro.
Jesus Ramirez Cuevas, vocero, nos envió lo siguiente:
* Debido a la saturación del AICM ¿Cual opción plantea usted que sea la mejor para el país?
A) Reacondicionar el Aeropuerto de Ciudad de México, el de Toluca y habilitar dos pistas en Santa Lucía.
B) Continuar con el actual proyecto de Texcoco y clausurar el AICM.
¿Cual es la mejor opción?
Puede ser cualquiera ya que Morena esta financiando la consulta que no cumple los requisitos legales, pero que será vinculante una vez realizada. Así lo dijo.
Un aeropuerto de las dimensiones de NAICM es negocio en el que se incluyen intereses multimillonarios, nacionales y extranjeros.
Construir un aeropuerto de tales dimensiones requiere de montañas de millones de dólares, de poder e influencias. Es un negocio de enormes dimensiones en el que todos quieren participar.
¿Porque dejar entonces que el gobierno saliente y sus socios dueños del dinero lo disfruten?
¡Consulta pública!
Lo que está sucediendo en torno al nuevo aeropuerto es parecido a lo que sucedió con la construcción del aeropuerto de Tababela, en Quito, Ecuador, cuando se inauguraron los trabajos de construcción el 27 de enero del 2006, fecha efectiva de inicio del Contrato de Concesión con el Gobierno de Canadá, a través de de la Canadian Comercial Corporation. La licitación fue otorgada a la Corporation Quiport.
La construcción del aeropuerto de Tababela se vio afectada varias veces debido a los muchos intereses que participaron, lo que provocó que la construcción se postergara hasta el 2012 por la falta de recursos, por las demandas, por las oposiciones políticas como las del ex presidente, Rodrigo Borja, quien expresó su opinión en contra de la construcción, la cual se la hizo saber a Rafael Correa, presidente de Ecuador.
Nueve largos años duraron los trabajos de construcción y funcionamiento del aeropuerto de Tababela hasta que el 12 de octubre del 2012 fue inaugurado con un costo de 683 millones de dólares y levantado sobre 42,000 metros cuadrados.
Cuenta con la pista más larga de Sudamerica, 4,100 metros . De inicio generó 6,000 empleos directos y 5,000 indirectos. El cabildo recibió 800 millones de dólares etiquetados como recursos adicionales a los presupuestados.
Gobierno y Quiport, supieron hacer negocio, no sin antes, padecer los retrasos a causa de los que, a toda costa, quieren obstaculizar un negocio al que no fueron invitados.
Como le dijo Quiport al alcalde Barrera: “No quieren el aeropuerto. Entonces, suspenderemos la obra”, y lo hicieron. El resultado fue que las presiones se tornaron en acuerdos positivos para ambas partes.

@luis_murat

DEJA UNA RESPUESTA