Othón Abel Sibaja

Un político sabe que debe tener presencia en las redes sociales, es esencial. Con las votaciones que están a la vuelta de la esquina, la clase política intensifican su movimiento en ellas, donde el debate político es más intenso.
Pero, deben entender que las redes sociales son un conducto para la discusión, para el diálogo, y que tendrán que escuchar, responder y analizar con educación y respeto las voces opuestas que puedan surgir y más cuando estamos cerca de las elecciones.
Grave error cometió Enrique Ochoa Reza, al decir “a los prietos de…”, pues hoy todo se ocupa para desacreditar o imputar cosas que al final quizá no se hace con la intención de agraviar a nadie, pues todos sabemos que tal alusión es porque muchos priistas se han cambiado de bando al irse a Morena y a esos políticos chapulines pues burdamente les dicen “prietos” pues propiamente no emanan de dicho partido.
Ochoa Reza seguramente está arrepentido, pues no solo le afecta a título personal tal desliz, sino le está pegando a un instituto político y principalmente a su candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, que ha tratado de ser educado, respetuoso con el contrincante, al señalar solo sus deficiencias de estos y sus cualidades de él como funcionario y político, pues aunque no ha participado de manera directa en un partido político, el hecho de participar en una contienda, como candidato, el día de hoy, ya es un político.
El único pero que tiene José Antonio Meade a diferencia de los otros candidatos, que tienen más oficio marrullero, es que es, un candidato sin tanto carisma para encender al electorado. No tiene un discurso intenso que anime a los jóvenes, mujeres, clase trabajadora, clase media, media alta, universitarios, entre otros. Pero si es, sin duda, el candidato más experimentado, con mayor educación, más preparado para afrontar un gobierno que se ve difícil como es el próximo sexenio.
De él depende totalmente de que la gente lo vea como el candidato sensato y comprometido que puede llevar por buen camino al país, de la maquinaria del PRI y de la estructura que proporcionará el partido Nueva Alianza, dependerá hacer el trabajo político a ras de suelo para llevarlo al triunfo; porque quizá por no ser político sino más bien un ciudadano preparado y capaz para la administración pública no sea un excelente candidato pero si puede ser un excelente Presidente, de ahí que deben cuidar las formas a su alrededor.
La estrategia en redes sociales no debe ser exclusiva del equipo de comunicaciones de la campaña, debe ser algo integral, que involucre a todos, y decir todos, significa que los actores políticos de primer nivel de equis partido, deben tener un compromiso serio, para hacer comentario alguno, pero especialmente el candidato, por supuesto. Al fin y al cabo, es la imagen del candidato la que está en juego y todo aquello que sume a vigorizar su imagen acercando afectiva y efectivamente a los electorados, se verá reflejado en la urna y se traducirá en votos. Porque ese es el objetivo de toda campaña política. Pero como siempre amigo lector, usted tiene la última palabra al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA