Meade, muy Refinado para esta contienda

Othón Abel Sibaja

            José Antonio Meade Kuribreña, resulto ser el de mejor perfil, para ser el candidato del Revolucionario Institucional. Esto sin duda, por ser una persona preparada, educada, con cierta elegancia y refinamiento. Pero que ante el tipo de campaña que hacen Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés, no le sirve tanta finura, pues contender con un político mogrollo, le hará descender a su nivel y ahí le vencerán por experiencia.

Es notorio que a Meade le cuesta entrar en dimes y diretes con sus opositores, quiere actuar de manera educada y desgraciadamente ese tipo de política no sirve en estos momentos, y sus opositores están aprovechando la situación muy bien y están ganando adeptos, pues desgraciadamente los votantes están acostumbrados o estamos acostumbrados a las desacreditaciones e insidias por las redes sociales o en los medios de comunicación, provocando un éxtasis morboso, cuyas mentiras o señalamientos nos hace tomar la decisión errónea, por lo general, para votar por uno u otro candidato.

Por eso Enrique Peña Nieto está entrando al ring, sin que hubiera la necesidad de hacerlo, no era lo conveniente, pero la parquedad lo obligo. Es aplaudible ver a un candidato con estas características, pero si Meade quiere ganar más adeptos deberá entrar en una campaña a nivel de sus opositores, sin rayar en lo vulgar, pero si con un léxico adecuado para que la mayoría le agrade a sus oídos, porque el discurso utilizado es el correcto, pero no es el apropiado, aunque sus cercanos digan lo contrario y lo aplaudan.

Los voceros del candidato de la coalición “Todos por México” tienen una gran responsabilidad, cuidar la imagen de su candidato, lidiar con los opositores y demás que tengan que hacer; pero no obstante hay temas, que sí, directamente Meade deberá responder y a su altura, pero también a la altura de sus opositores. Javier Lozano Alarcón, es el indicado para subirse al ring, lo sabe hacer y tiene conocimiento de los pormenores de Anaya, principalmente, por eso está ahí, pero no estaría mal que asesore a Meade de como contestarle en ese vocabulario “florido” a sus opositores, pues es un mal necesario.

La educación y las buenas costumbres no solo se dan en ciertas personas, se da en cualquier círculo social y económico, es el perfeccionamiento de la capacidad intelectual, moral y afable de todo ser humano de acuerdo con la cultura y las reglas de convivencia de la sociedad a la que se pertenecen. En pocas palabras y burdamente, la educación se mama, no se da en la escuela o en la iglesia, pues en la escuela te instruye, para ser de alguien, un profesionista y en la iglesia de dan valores de fe, como ejemplo, pero la educación se da en casa; y Meade demuestra su buena educación, lo malo que sus contendientes no demuestran la misma educación y le ganan ante el votante. Pero como siempre amigo lector, usted tiene la última palabra al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA