Luis Octavio Murat

“El hombre occidental no ha recibido ninguna preparación ni entrenamiento que le permita enfrentar a los nuevos mass media en sus propios términos. El hombre “alfabetizado” está no solo petrificado e indeciso frente al cine o la fotografía, sino que intensifica su ineptitud manifestando su arrogancia y una condescendencia defensivas frente a la “cultura popular” y a la “diversión de masas”. M. McLuhan, Understanding Media, The New American Library, Nueva York. 1964, p.175.
A 53 años de la reflexión de McLuhan, agreguemos la cibernética desarrollada medio siglo después en la comunicación de masas: Internet, teléfonos inteligentes, redes sociales, televisión inteligente en casas, oficinas, autos, autobuses, ferrocarriles, aviones, satélites y barcos; comunicación que ha penetrado el espacio, el mar, la tierra y en todo lugar como dice la oración.
Cierto, los mensajes que envían los medios llegan a cualquier lugar. Por ello, es imposible evadir la publicidad comercial desagradable y mucho menos la propaganda política de los aspirantes a cargos de elección popular que hoy inunda todo espacio posible.
Al no tener escapatoria solo nos queda preguntar:
¿A usted le interesa que Ricardo Anaya, candidato de la coalición Mexico al Frente, conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, se levante temprano para llevar a su hijo Mateo a la escuela, o que lo lleve a un evento de la Cerveza Corona, o que le cuelgue un apodo a Pepe Meade llamándolo Semana Santa porque va a caer en marzo o abril?
¿Le interesa que Andrés Manuel López Obrador asista a la grabación de un disco de su esposa, Beatriz Gutierrez Müller, cantando temas de Silvio Rodriguez como “El Necio” en adelanto del documental sobre AMLO titulado ”Esto Soy”, mismo que utilizará durante su tercera campaña presidencial, o que AMLO le cante las mañanitas a su esposa en su cumpleaños?
¿Le interesa que Pepe Meade le llame “nini” a López Obrador, o que pregunte de que vive y quien lo sostiene económicamente”?
¿Que tiene de interesante saber que el caballo de Jaime Rodriguez Calderon, el “Bronco”, come menos que su esposa, motivo por el cual lleva al equino a los mitines, tal cual Caligula y su amado Incitatus?
¿Que importa saber que Margarita Zavala es fan de los Pats?
En nuestros días tout revient (todo se reduce) a la comunicación, a la información, parafraseando a Rousseau.
En el tema que nos ocupa, ¿Los mensajes de los aspirantes a la presidencia de la República enviados al público son propaganda política o mensajes insulsos carentes de creatividad que ofenden a la inteligencia de los sufragistas a quienes les importa un rábano lo que hacen en lo individual, AMLO, Pepe Meade, Ricardo Anaya, Margarita Zavala o Jaime Rodriguez alias “El Bronco”.
Lo que importa de los candidatos es lo que harán en caso de ser elegidos para el cargo más delicado y más importante de la administración pública. Importan los planes, programas y estrategias que utilizarán para hacer frente a problemas mayores como es el que nuestro país ocupe el lugar 108 en una escala de 132 del rezago educativo. Atraso que es peligroso, delicado y vergonzoso, toda vez que se han gastado montañas de dinero para rescatar al sistema educativo y conformar la equivocadamente llamada Reforma Educativa, reforma que solo se inició y Nuño se largó dejando en el aire lo que tanto se “cacareo”.
Importa y preocupa lo que el próximo titular de la presidencia hará para contener la inflación galopante que nos agobia al haberse disparado los precios de alimentos y la tortilla.
A los sufragistas nos interesa saber que hará el próximo jefe de estado para hacer frente a la política racista y amenazante del vecino presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que vulnera y humilla a la nación mexicana; vecino que tira su basura a nuestro patio sin el menor respeto.
Nos interesa saber ¿que sucederá con el TLCAN que ha sido utilizado por Donald Trump para tener contra las cuerdas a México y a Canadá?
En consecuencia, ofende el hecho de que los aspirantes, gasten enormes cantidades de dinero configurando videos, mensajes, propagada impresa, pintas ensuciando bardas y calles enteras para decir “ese es corrupto y yo no lo soy”; “Ese esta viejo y yo no”, “A Margarita la maneja su marido”; “Pepe Meade culpable del gasolinazo”.
Propaganda insulsa que no dice nada, excepto que en las precampañas la imaginación y la creatividad brillan por su ausencia. A lo más que han llegado es a usar rumores —hijos de la calumnia—, arguyendo que Meade va a ser sustituido por Aurelio Nuño, o que AMLO está apoyado por Vladimir Putin y Trump.
Causa extrañeza que la crisis política de nuestro país no haya sido utilizada en estas precampañas, pareciera que no se desea penetrar en la verdadera problemática de México. Solo leves menciones sobre impunidad, corrupción, violencia incontrolada, pero nada más.
Salvo el caso Chihuahua en el que Javier Corral acusó al gobierno federal por no entregarle los dineros acordados, tema que abrió fuerte debate. Pero, hasta ahora, no ha habido tema de fondo que haya tenido sustancia y profundidad para interesar a los votantes.
Tal vez, los aspirantes convertidos en candidatos y salvada esta pérdida de tiempo llamada precampañas cambien sus estrategias y realicen trabajos electorales que merezcan la atención y en interés de los votantes.
Finalmente, sorprende la nueva imagen del candidato del PRI en sus apariciones públicas acompañado de personajes identificados como políticos corruptos, ex gobernadores de manos sucias que esperan ser legisladores para continuar disfrutando de impunidad y un Pepe Meade tan tierno y buen esposo que recuerda la serie de Little House on the Prairie (llamada Los pioneros en México).
@luis_murat
https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

DEJA UNA RESPUESTA