La Feria Internacional del Libro  (FIL) de Guadalajara demostró, una vez más, por qué se mantiene como el encuentro literario más importante del mundo en habla hispana; con la asistencia en esta edición de 813 mil personas y dos mil 42 casas editoriales procedentes de 47 países.

Para dimensionar el crecimiento de este proyecto, basta recordar que en 1987, cuando nació la Feria, asistieron 120 mil personas y 240 editoriales, lo que representa un crecimiento de más del 667 por ciento y casi 900 por ciento, respectivamente durante este 2016.

En rueda de prensa, Raúl Padilla López, presidente de la FIL,

Raúl Padilla López, presidente de la FIL de Guadalajara
Raúl Padilla López, presidente de la FIL de Guadalajara

señaló que, más allá de las cifras, en esta edición 30 “hubo momentos excepcionales, como la visita de dos premios Nobel, el escritor Mario Vargas Llosa; y la defensora de los derechos humanos, Rigoberta Menchú; y la presencia del rumano Norman Manea, ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2016”.

Al referirse a la participación de América Latina como Invitada de Honor de este año, Marisol Schulz, directora de la Feria, destacó el programa del Festival Latinoamericano de las Artes, que se expandió por varios recintos de la zona metropolitana e incluyó los espectáculos del Foro FIL —Noche Profunda fue uno de los eventos más concurridos—, así como dos exposiciones, la presentación de La chunga, obra de teatro de Mario Vargas Llosa, cuatro funciones de la ópera Otello en el Teatro Degollado; regresó a la ciudad el espectáculo infantil de 31 Minutos; se ofreció un recital del argentino Andrés Calamaro, entre muchas otras actividades.

En total acudieron 751 autores de 41 países y representantes de 29 lenguas, entre quienes están: Roberto Calasso, Antonio Gamoneda, Elena Poniatowska, Laura Restrepo, María Negroni, Enrique Krauze, Marina Perezagua, Gioconda Belli, Miguel León-Portilla, John Katzenbach, Héctor Abad Faciolince, Manuel Rivas y Héctor Aguilar Camín, quien recibirá el Homenaje al Periodismo Cultural Fernando Benítez, actividad que marcará el cierre simbólico de la Feria.

La esperada visita de George R. R. Martin, autor de Juego de Tronos, por fin se concretó este año y la Feria fue sede del lanzamiento del más reciente libro de James Dashner, otro consentido de los jóvenes lectores.

Más allá de lo literario, la Feria tiene otras venas. Este año acudieron 20 mil 473 profesionales procedentes de 44 países, y el Foro Internacional de Editores y Profesionales del Libro llegó a la decimoquinta edición con la participación del reconocido agente Andrew Wylie. El Salón de Derechos contó con 125 mesas de negocios, en la que participaron representantes de 27 países, quienes tuvieron alrededor de tres mil 760 citas de negocios.

Los programas que se han ido consolidando son ¡La FIL También es Ciencia!, el Encuentro de Dramaturgia, Nombrar a Centroamérica, Destinaçao Brasil y el Festival de Letras Europeas, así como el Espacio de Inclusión, que contempla materiales en braille y audiolibros. La también conocida como la  Feria de los premios y homenajes reconoció a Enrique Krauze, que recibió el Mérito Editorial, y Marina Perezagua recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz; Porfirio Díaz Pérez fue homenajeado por su labor como Bibliotecario; Juan Pablo Ortiz recibió el ArpaFIL; a Enrique Florescano se le reconoció por su trayectoria y Ángel Boligán fue merecedor del Homenaje de Caricatura La Catrina. La Feria también se dio tiempo para recordar de manera póstuma a Vicente Leñero, Ignacio Padilla y Luis González de Alba.

La tradicional venta nocturna congregó a 28 mil 547 visitantes. Se estima que cuando termine la última jornada, FIL Niños, que este año tuvo como tema “Mira otra vez”, habrá registrado la visita de 190 mil 726 asistentes. En el Programa Académico se abordaron temas como las relaciones México-Estados Unidos, las implicaciones de la elección presidencial de Donald Trump, las crisis latinoamericanas o el sistema anticorrupción, en los que participaron ocho mil 400 asistentes, cifra muy superior a los tres mil 283 del año pasado. La derrama turística de la FIL para el estado de Jalisco se estima en 350 millones de pesos, mientras que las editoriales estiman un volumen de venta de alrededor de 780 millones de pesos.

 

DEJA UNA RESPUESTA